Somos una comunidad cristiana que desea servir a Dios sirviendo a la sociedad.
¿ Como podemos servirle ?

ACTIVIDADES DOMINICALES

- Culto de Adoración - - - - - - - 10:00 am

- Escuela de formación - - - - - 11:30 am

- Culto de Adoración - - - - - - - 7:30 pm

MINISTERIOS DE VIDA

  • Noche de oración Jueves 8:00 p.m.
  • Reunión de mujeres Viernes 8:00 p.m.
  • Reunión de varones Sábado 6:00 a.m.
  • Actividad Infantil (menores 12 años) Sabado 5:00 p.m.
  • Adolescentes (12 a 16 años) Sábado 6:00 p.m.

MINISTERIO MUSICAL

  • Jueves 7:00 p.m. ensayo GRUPO DE ALABANZA
  • Sábado 4:00 p.m. ensayo GRUPO DE ALABANZA

¿ Por qué somos presbiterianos ?

La Iglesia Presbíteriana debe su nombre a su forma de gobierno, ya que esta dirigida por “Presbíteros” que en el idioma griego significa “Ancianos”. Los fundamentos bíblicos para esto son: Éxodo 18:25 “Y escogió Moisés varones de virtud de todo Israel, y los puso por cabeza sobre todo el pueblo” y Hechos 12:23 “Y constituyeron ancianos en cada Iglesia, y habiendo orado... Los encomendaron al Señor.

En el Antiguo Testamento el pueblo de Dios era dirigido por Ancianos, de la misma manera en la Iglesia del Nuevo Testamento encontramos que el apóstol Pablo estableció Ancianos en cada lugar, para dirigirla y velar por el crecimiento de ellas.

Somos una Iglesia Reformada y Confesional, es decir expresamos nuestra Fe en Jesucristo como Señor y Salvador.

La Iglesia viviente ha sido siempre una Iglesia confesante, Cristo exige a sus discípulos la necesidad de con­fesar, diciendo: A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que esta en los Cielos (Mateo, 10:32). La Iglesia tiene que confesar lo que Dios le demanda que confiese en su Palabra, la cual es suficiente e infalible. Es­ta Palabra es el único fundamento para la fe y para la manera de vivir del cristiano.

Nuestra declaración de Fe esta contenida en: La Confesión de Fe de Westminster, los Catecismos Menor y Mayor, la Institución Cristiana de Juan Calvino, y expresamos nuestra fe a través de los Credos históricos como son: El Credo de los Apóstoles, Credo de Niceno Credo de Atanasiano y Credo de Calcedonia.

Como Iglesia Histórica y heredera de la Reforma Protestante del siglo XVI, creemos, afirmamos y declaramos que la Iglesia Presbiteriana de México A.R. pertenece a la Iglesia Universal.

Aceptamos en el amor de Cristo y procuramos mantener relaciones fraternales u oficiales con otras denominaciones, comuniones, organizaciones e instituciones para-eclesiásticas afines con los principios aquí enunciados.

Así mismo creemos, afirmamos y declaramos que la Biblia es nuestra única regla de Fe y práctica; que la Salvación es solamente por Gracia, y que solamente por Fe en Jesucristo, el ser Humano alcanza la Salvación.

Creemos, afirmamos y declaramos que la Iglesia Reformada, siempre se esta reformando

RESEÑA HISTÓRICA


Después de haber realizado visitas domiciliarias en esta colonia, el 3 de octubre de 1991 las hermanas Ema Gómez, Saray Andrade y Dalila Pech con la ayuda de algunos jóvenes de la Iglesia Eben ezer inician las primeras reuniones de adoración y enseñanza en la casa de los hnos. Zalatiel Be y Guadalupe Balam.

Posteriormente el Señor bendice esa obra evangelística con la donación de un terreno para la construcción del templo, donde hoy estamos juntos alabando y adorando el santo nombre de nuestro Señor Jesucristo.

El 3 de octubre de 1994, tres años después de la primera reunión de adoración y enseñanza antes mencionada, se coloca la primera piedra del edificio actual a cargo del Pbro. Alfredo Tun Herrera.

El 3 de octubre del año 2000, después de 9 años de la primera reunión de adoración y enseñanza, esta congregación fue solemnemente organizada como la “Iglesia nacional presbiteriana el Mesías”

El 3 de Octubre del año en curso celebramos 20 años de haber iniciado actividades y 11 años como formal Iglesia nacional presbiteriana.


Somos el fruto del amor ministerial de las hermanas y jóvenes antes mencionados, de entre las cuales cabe hacer mención al mérito de la hermana Ema Gómez quien ya se encuentra en la presencia del Señor.

Aquí estamos después de dos décadas, hemos tenido éxitos y fracasos, quizá algunas heridas incluso. Algunos ya no están entre nosotros, pero aún quedamos muchos y se han agregado otro tanto que deseamos continuar con la misión que nuestras hermanas iniciaron el 3 de octubre de 1991.

El mérito humano es reconocido, pero la gloria de todo lo logrado pertenece sólo a nuestro Dios.

Gracias Señor por un año mas


sábado, 10 de octubre de 2009

¿Cuál es la oración del pecador?

La oración del pecador es una oración que una persona hace a Dios, cuando entiende que es pecadora y en necesidad de un Salvador. Hacer una oración del pecador no va a lograr nada por sí misma.
Una oración del pecador es efectiva solamente si ésta representa genuinamente el que la persona sepa, entienda, y crea acerca de su pecaminosidad y necesidad de salvación.
El primer aspecto de la oración del pecador, es entender que todos somos pecadores. Romanos 3:10 proclama, “Como está escrito: no hay justo, ni aún uno.” La Biblia pone muy en claro que todos hemos pecado. Todos somos pecadores en necesidad de misericordia y perdón de Dios (Tito 3:5-7). A causa de nuestro pecado, merecemos castigo eterno (Mateo 25:46).
La oración del pecador es un ruego por gracia en lugar de juicio. Es una solicitud de misericordia en lugar de ira.
El segundo aspecto de la oración del pecador es conocer lo que Dios ha hecho para remediar nuestra condición perdida y pecaminosa. Dios lo asumió en la carne y se volvió un ser humano en la Persona de Jesucristo (Juan 1:1,14). Jesús nos enseñó la verdad acerca de Dios y vivió una vida perfectamente justa y libre de pecado (Juan 8:46; 2 Corintios 5:21). Jesús se levantó de la tumba para probar Su victoria sobre el pecado, la muerte y el infierno (Colosenses 2:15; 1 Corintios capítulo 15). A causa de todo esto, podemos tener nuestros pecados perdonados y la promesa de un hogar eterno en el Cielo – si solamente ponemos nuestra fe en Jesucristo. Todo lo que tenemos que hacer es creer que El murió en lugar nuestro y resucitó de la muerte (Romanos 10:9-10). Podemos ser salvos solamente por gracia, solamente por fe, y solamente en Jesucristo. Efesios 2:8 declara, “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios.”
Hacer la oración del pecador es solamente una manera de declarar a Dios, que usted confía en Jesucristo como su Salvador. No hay palabras “mágicas” que resulten en salvación. Es solamente la fe en la muerte de Jesucristo y su resurrección, lo que puede salvarnos.
Si usted comprende que es un pecador, en necesidad de salvación a través de Jesucristo, aquí está una oración del pecador que puede hacerla a Dios: “Dios, sé que soy un pecador. Sé que merezco la consecuencia de mi pecado.
Sin embargo, estoy confiando en Jesucristo como mi Salvador.
Creo que Su muerte y resurrección proveyeron mi perdón.
Confío en Jesús, y solo en Jesús como mi Señor y Salvador personal.
¡Gracias Señor, por salvarme y perdonarme!
¡Amén!"

Fuente:
http://elhijodedios.com/Espanol/oracion-pecador.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada